lunes, 25 de octubre de 2010

Mambo que no ha de parar

A las 5 de la mañana en la esquina de casa con el aspecto más incogible que puede salirme estaba ahí, esperando el bondi. Repasaba para el parcial pese al reggaeton que explotaba de los auriculares de un vecino (no sé cómo puede, tan temprano con ese ruido tan de noche). Me asomo a ver si venía el otro colectivo de la otra calle. Meto las manos en el bolsillo del campera y me sorprendo con los pedacitos de tull fuxia y verde atados por un nudo. Esos retazos que vi en su auto y me los regaló porque le dije que me gustaban, porque me llevan a mis tiempos de Clown. Y los tenía en la mano y el aluvión de secuencias de la noche del sábado insistía en instarlarse en mi cabeza...u n a   v e z   m á s. Es ella la que insiste en quedarse acá, en mis mambos y su velocidad. La que no puede ser más linda, la que envuelve a todas y yo tan indefensa creo caer también. "Creo", porque recién empieza.

5 comentarios:

  1. Entiendo eso de no querer contar cosas porque haya migos que NO pueden saberlas, me pasa.

    Ah, ¿qué estudiás?
    te sigo leyendo (: y que prospere el blog.. digo, que tengas mucho para escribir!

    ResponderEliminar
  2. Hola, me gustó tu blog! Tengo la misma foto de Simone en el mío :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Pero qué bien te sienta el cambio!

    "Es ella la que insiste en quedarse acá, en mis mambos y su velocidad"
    Amé esa frase.

    En fin, te sigo =)

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Hola,bello blog, preciosas entradas, te encontré en un blog común, si te gusta la poesía
    te invito al mio,será un placer,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    muchas gracias, buen viernes, besos.

    ResponderEliminar